Categorías
Gerenciar

Seguimiento vs. Supervisión

Esta semana me tocó comentar sobre este punto. Un cliente me comentaba que supervisaban ciertas cosas, pero resultó que en realidad lo que hacen es dar seguimiento. De ahí surge la pregunta respecto a ¿cuál es la diferencia?

Yo lo veo desde la siguiente óptica:

  • Seguimiento. Verificar en ciertas fechas la ejecución de tareas previamente programadas.
  • Supervisión. Verificar que una persona realiza las actividades de acuerdo a un estándar establecido.

Analicemos un poco más a fondo.

Seguimiento

Si nosotros elaboramos un programa de actividades, por ejemplo ligado a un plan de trabajo, un proyecto, una solución de problemas o una mejora, vamos a colocar actividades, fechas y responsables.

Posteriormente, hay que dar seguimiento a que dichas actividades se hayan realizado en las fechas requeridas y sino, tomar acciones para que se logren.

El seguimiento tiene que ver con una habilidad de gestión del tiempo. Quién ejecuta dicho seguimiento debe “programar” los seguimientos en fechas convenientes. Por ejemplo, si yo debo de dar seguimiento a una actividad que debe tener se completada en 3 semanas. Yo podría colocar en mi agenda el dar seguimiento cada semana. Y de ese modo detectar si las cosas van a tiempo y por buen rumbo o no antes de la fecha límite.

Supervisión

Cuando yo tengo un subordinado, por decir de nuevo ingreso, al que he dado entrenamiento en piso y está aún en su curva de aprendizaje, debo de ejercer una supervisión estrecha.

Durante dicha supervisión, yo observo que realice las tareas asignadas de acuerdo a los estándares (buenas prácticas, procedimientos, políticas, etc.) establecidos y vigentes.

Cuando a personal nuevo se le ha entrenado en su nuevo puesto, cuando hay cambios a la forma de trabajar o se incorporan nuevos productos o servicios, la supervisión es una tarea mandatoria. De hecho, inclusive a los expertos es conveniente supervisarlos, no tan frecuente, pero si hacerlo para verificar si continúan siguiendo los estándares.

Cuando durante una supervisión se encuentra con que no se siguen los estándares, esto debe de registrarse (en una bitácora por ejemplo) y plantear acciones para corregir esto. Esas acciones requerirán, en su momento, de un seguimiento.

Conclusión

La supervisión y el seguimiento están estrechamente relacionados. Al final, creo que la diferencia es importante. La supervisión generalmente la realiza el jefe inmediato, pero el seguimiento puede realizarlo un responsable de un plan de trabajo o de un proyecto, inclusive de otra área. No necesariamente se realizará una supervisión durante dicho seguimiento.

¿Cuál es tu opinión? ¿Tienes clara la diferencia? ¿Es relevante para ti? Yo he notado que gente que le llama supervisión al seguimiento. Pero no es lo mismo y, en mi opinión, es importante hacer la distinción y dejar claro si lo que se busca es dar seguimiento, realizar una supervisión o ambas.

4 respuestas en “Seguimiento vs. Supervisión”

Hola Luis, te saludo con gusto¡¡¡

Excelente aportación y ejemplos para diferenciar, seria formidable tener un material donde se defina: Que es un ESTÁNDAR?
Es lo mismo una plan de trabajo que un plan de actividades?

Hola Luis.

Creo que muchos de los problemas que tenemos en las empresas, se deben a que no a que nosotros como responsables, a veces aplicamos Supervisión cuando en realidad lo que deberiamos hacer, es Seguimiento.

El aplicar correctamente una u otra, nos dará al final el resultado que esperamos, pero es importante antes de empezar, identificar, qué es lo que vamos hacer.

Como siempre, muy interesante y para reflexionar y aplicar en nuestro día a día, lo que publicas.

Que tal Ricardo. De acuerdo. Debemos tener claro que es cada cosa y evitar pensar que hacemos algo que no es. Y, efectivamente, tener las cosas claras al inicio ayuda mucho.

Gracias por tu comentario y un gusto saber que son de interés las publicaciones.

Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *