Categorías
Gerenciar

Las cosas no son como pensamos

En los últimos años, he estado leyendo sobre el tema de cómo pensamos. Y resulta que nuestro proceso de pensamiento es bastante “deficiente” por así decirlo. Somos sujetos a distorsiones cognitivas, falacias del pensamiento o errores de lógica.

Algunas de estas fallas las he vivido en carne propia y las otras llego a verlas casi a diario. Entre ellas:

  • El sesgo de confirmación. Esto consiste en que cualquier información nueva que nos llegue la interpretamos de modo que se acomode con lo que ya creemos. Amamos nuestras teorías y suposiciones y buscamos a toda costa confirmarlas, aunque sean falsas. (Nos montamos en nuestro macho, por así decirlo).
  • El sesgo de autoridad. Consiste en creer ciegamente lo que dice una persona simplemente porque ostenta alguna posición de autoridad. Resulta que todos nos equivocamos y que tengamos autoridad no nos hace inmunes a ello. Entonces cuando escuchamos a alguien que posee jerarquía, o algún titulo o posición de autoridad, tendemos a dar por bueno lo que diga. Aunque no sea siempre el hecho que tengan razón.
  • El sesgo del relato. Nuestro cerebro ama las historias. De hecho, nuestro cerebro busca a toda costa completar una historia incompleta. Y a veces lo hace sin que nos demos cuenta. El cerebro puede alterar nuestros recuerdos para que la historia tenga sentido. El problema es que luego creemos y defendemos a capa y espada esas “historias alteradas”.

Esto es solo una muestra de las situaciones que afectan a nuestro pensamiento. Entre más leo, más me doy cuenta de la importancia de conocer del tema dadas las implicaciones hacia nuestras decisiones tanto en el entorno personal, laboral y social.

Algunas lecturas recomendadas para profundizar al respecto son:

  • Bargh, John,Before You Know It, Ed. Touchstone.
  • Dobelli, Rolf, El arte de pensar, Ediciones B.
  • Kahneman, Daniel, Pensar Rápido, Pensar Despacio, Random House Mondadori.
  • Nicholas Taleb, Nassim, The Black Swan (The impact of the highly improbable), Random House

Falta mucho por conocer y entender del tema y sobre todo aplicarlo para evitar caer en las “fallas de nuestro pensamiento”.

¿Conoces alguna de estas falacias o distorsiones del pensamiento? ¿Cómo las atiendes? ¿Detectas cuando las estás usando?

Este tema dará más de que escribir y comentar.

Una respuesta en “Las cosas no son como pensamos”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *