Categorías
Gerenciar

Quiero ser gerente

El otro día en redes sociales leía el comentario de alguien en dónde solicitaba información para prepararse para ser gerente. Y yo me quedé pensando ¿realmente alguien quiere ser gerente? Yo en lo personal no lo pensé nunca, fue algo que se cruzó en mi camino, la empresa en la que estaba me preparó para ello y resultó que yo tenía el “perfil” para iniciar mi desarrollo como tal.

Regresando al punto inicial ¿para qué querría alguien ser gerente? Y aquí me vienen a la mente varias opciones y reflexiones que quiero poner en letras.

  • Para ganar más dinero. Es una realidad que en nuestro país, aún persiste la remuneración por jerarquía y no la remuneración por competencia. Eso está cambiando, aunque por ahora, la forma de crecer económicamente es ser gerente en algunos casos. Tomando ese camino, más rápido que tarde, te darás cuenta que si no sabes o no disfrutas aprender el trabajo de gestión, serás simplemente un “experto” con título de gerente. Y no lo pasarás bien cuando tengas que dar resultados de gerente.
  • Para tomar decisiones que vuelvan mejor a la empresa. Esto es muy loable, algunos, cuando estamos abajo, pensamos que vemos las cosas mejor que nuestro jefe y que podríamos hacerlo mejor. En mi caso, alguien me dijo una vez que cuando te pase eso y estés arriba, que tengas cuidado de que no te absorba el día a día y luego se te olvide de todo aquello que querías mejorar. Adicionalmente, ya estando arriba te das cuenta que no veías el panorama completo, tu visión era limitada.
  • Para explotar tus habilidades naturales de organización y planeación. Eres una persona ordenada y tienes una capacidad de visualizar sistemas y métodos y de ver las consecuencias hacia adelante de las acciones. Eres de los que puede ver el bosque y no te centras en el árbol y esa visión estratégica se puede aprovechar lo mejor posible en esta posición gerencial.
  • Para crear sistemas y procesos. Tú eres de los que disfruta pensar cómo hacer las cosas, encontrar los peros y eliminarlos, encontrar los riesgos y atenderos y disfrutas armar una maquinaría, un método, una forma de trabajar que funciona. Visualizas todos los ángulos de una situación y eres capaz de estructurar los pasos a seguir.
  • Para aplicar tu liderazgo en el desarrollo de la gente. Crees en la gente, sabes que puedes sacar lo mejor de ellos. Sabes que la gente puede crecer y tu tienes ojo para el talento y colocarlo en el mejor lugar y desarrollarlo para que de resultados con baja supervisión. Te gusta entrenar a la gente y no tienes reparo en compartir lo que sabes y dedicarle tiempo y paciencia a crecer a los demás. Alguna vez leí a un autor que mencionaba que si no te gusta trabajar con la gente y desarrollarla ¡no seas gerente!

Yo soy un firme defensor de que necesitamos empatar talentos y fortalezas naturales De una persona con la tarea. Cuando pensamos en ser gerente, creemos que tenemos lo que se necesita porque en la mayoría de los casos no sabemos bien qué significa ser gerente. Además los gerentes que conocemos, realmente no son gerentes, son “super” expertos. Gente que opera, tiene el título de gerente y que recibe sueldo como tal.

Idealmente, un gerente, planea, organiza, dirige y controla. Establece una visión para su área o empresa, plantea estrategias, objetivos y planes de trabajo a los cuales celosamente da seguimiento. Mide su avance y desempeño y ajusta las acciones que debe tomar basado en experiencia y datos. Un gerente disfruta crear estructuras organizacionales, seleccionar personal y desarrollarlo. También gusta de ejercer liderazgo con su gente, está para ellos cuando están faltos de motivación y los encauza a retomar el rumbo. Crea equipos, no tiene miedo de que los demás sepan más que él en lo técnico, él sabe que su “expertise” es la gestión, no lo técnico de los procesos y productos. El gerente disfruta crear, analizar e implementar métodos, procesos y sistemas. Sabe hacer organigramas, descripciones de puesto, puede hacer o revisar procedimientos, manuales y demás. El gerente disfruta tomar decisiones, resolver problemas y manejar conflictos, y lo hace, en muchos casos, en medio de la incertidumbre. El gerente sabe que a pesar de todos sus esfuerzos, el área o empresa, requiere controles e indicadores. Disfruta los sistemas de medición y se apasiona con el análisis de los datos confiables que recibe. Visualiza como se comporta la empresa e intenta proyectar un poco hacia el futuro. Sabe que la mejora de sistemas y procesos es algo que nunca se logra, es permanente y lo acepta y disfruta. Al gerente le encanta determinar el rumbo, aunque sabe que no es él quien rema y mueve la nave. No tiene miedo de delegar. Disfruta trabajar con otros gerentes y áreas y crear relaciones ganar ganar para que la empresa avance. Sabe que solo siendo el puente de comunicación entre su gente y otros, puede bajar la información para tomar decisiones o que otros las tomen.

Claro que lo anterior es un ideal. La realidad es otra. Sin embargo, me sirve para plantear que la gerencia efectiva es muy diferente del ideal de ser solamente un jefe que da instrucciones y sabe más que los demás. Si tú estás enamorado de tu conocimiento experto, si tu estás enamorado de ser el que sabe todo, si tu disfrutas ser la estrella del show. Posiblemente, ser gerente no es lo tuyo. El gerente está enamorado de la gestión, de los sistemas, métodos y procesos. Está enamorado de la gente, ponerla a trabajar y sacar lo mejor de ella. El gerente está enamorado de la eficiencia y de la eficacia y de la incertidumbre para lograrlas.

Así que la cuestión es ¿para qué quieres ser gerente? Por que poder serlo, puedes, si estás dispuesto a cambiar, a aprender y si de algún modo tus talentos y fortalezas naturales empatan con la tarea gerencial.

Y tú ¿por qué quieres ser gerente? ¿Qué te atrae? ¿Has leído que significa ser gerente? ¿Sabes los retos? ¿Has hablado con un gerente y le has preguntando lo que le gusta y lo que no se ser gerente? Las técnicas se pueden aprender. Lo importante es querer dar el paso por las razones correctas.

2 respuestas en “Quiero ser gerente”

Talvez en algún momento de tu desarrollo profesional se te da la oportunidad de ser gerente sin pensar en la situación económica. Solo por ser una persona profesional con experiencia.

De acuerdo. Esa es una situación completamente diferente. Cuando te dan la posición, no cuando la buscas que fue la idea de la publicación.

Claro que ser competente es una perfecta razón para asumir una gerencia.

Gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *