La competencia profesional se construye sobre la base que ya tenemos


Cuando era pequeño, recuerdo que tuve un pequeño auto que tenían un teclado con el cual se programaban movimientos. Más adelante cuando tuve acceso a una computadora de bolsillo pude hacer mis primeros programas, era muy similar. De ahí brinqué a programar la entonces famosa Commodore 16 y 64 y luego terminé programando en las primeras PC con procesador 386. En la preparatoria llevé programación y en la universidad continue con materias de programación. Casi al concluir la carrera programé un robot en los laboratorios. Al iniciar mi vida laboral tuve que aprendí a programar PLC y circuitos de escalera. Asimismo, en un trabajo tuve que aprender a programar Excel. Más adelante hice un proyecto para extraer datos de una base de datos y en Excel armar, mediante macros unos análisis de Parrillas de Productividad. 

Cuando estaba aprendiendo programación aprendí sobre diagramas de flujo. Cuando fui profesor asistente, apoyé al director a preparar la certificación en una cosa llamada CACEI. Tuve que conocer la norma, aprender a rediseñar el plan de estudios, a estructurar con los maestros las carpetas con el material de los cursos, los ejercicios con sus soluciones y los exámenes. Al iniciar mi trabajo me prepararon en normas de calidad QS e ISO 9000. Aprendí a preparar procedimientos y a elaborar diagramas de flujo, planes de control y análisis del modo y efecto de la falla. Más adelante tuve que coordinar con otros compañeros la implementación del sistema de QS/ISO 9000 en toda la organización hasta lograr la certificación. 

Cuando estaba en la preparatoria mi mamá me pidió darle clases de matemáticas a la hija de una amiga. Cuando entrenaba artes marciales, como ya era avanzado, el maestro me ponía a suplir clases cuando no podía llegar a tiempo. Al terminar mi carrera me dieron la oportunidad de ser profesor asistente, primero para materias básicas y talleres y con el paso de los años como titular de una materia. Al entrar a trabajar, recibí entrenamiento como instructor y apoyé con múltiples explicaciones a diferentes audiencias. Al independizarme en otra universidad me dieron capacitación en entrenamiento y manejo del aula, me especialicé y comencé a dar capacitación a especialistas, mandos, directores y empresarios. 

Cuando terminé la prepa, acabé seleccionado para dar el discurso de fin de año. Un maestro se sentaba en el auditorio hasta atrás y me dio instrucción sobre como pararme en el escenario, sobre como hablar en el micrófono, sobre como usar la voz y sobre todo a ensayar previo al evento. Al entrar a trabajar tuve que hacer múltiples presentaciones de proyectos internos, luego, al volverme gerente tuve que hacer presentaciones a gerentes, directores y clientes a nivel nacional e internacional para lograr vender nuestros proyectos y reportar avances. Al independizarme, mi trabajo de asesoría y capacitación me ha hecho pararme frente audiencias, pequeñas, medianas y muy grandes una y otra vez. 

Cuando era joven era bastante tímido y callado, pero me dedicaba a observar a los demás. Durante mis años deportivos, mucho consistía en observar a los entrenadores y a los practicante avanzados y tratar de emularlos. Cuando terminé la carrera e inicié mi vida laboral me entrenaron como auditor. Uno de los puntos principales del auditor es observar lo que sucede. Al independizarme, en trabajos de consultoría, mucho del trabajo es recorrer las empresas y observar lo que los demás no ven. Como fotógrafo aficionado y observador de naturaleza, he aplicado la habilidad para ver cosas que otros simplemente no verían. 

Así podría contar otras muchas anécdotas e historias. Lo importante es darnos cuenta de que no hay un solo curso, o experiencia que me haya dado las habilidades con las que cuento hoy. Han sido, muchos eventos, aislados y conectados que al final se complementan para crear una competencia (conjunto de habilidades, conocimientos y experiencias) que me permiten desempeñarme en mis actividades laborales. No existe un libro, seminario, plática, congreso o mentor que desarrolle tus competencias….es un proceso…toma tiempo. Toma mucho tiempo. El reto es nunca dejar de aprender. 

¿Cómo llegaste a tener las competencias que hoy tienes? ¿Qué te hace falta para llegar a las competencias que requieres?


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *