Categorías
Reflexión

La mejor empresa

El otro día impartiendo un seminario en línea, surgió el cuestionamiento sobre que opinaba yo sobre trabajar en una empresa, por ejemplo como la de Elon Musk. Es muy difícil dar una respuesta, pues hay muchos factores en juego.

Yo tengo una creencia de que “no todas las empresas son para toda la gente y no toda la gente es para todas las empresas.”

A lo largo de los años he conocido y laborado y colaborado con empresas que recomendaría y otras a las que no recomendaría. Con las que no comulgo, inclusive he dejado de colaborar.

El detalle está en que el concepto de mejor empresa es un poco subjetivo y puede estar sujeto a la interpretación de cada persona.

Por un lado, hay cosas “comunes” que podrían integrar a una empresa como “buena para trabajar en ella”. Inclusive cada año sale el ranking de las mejores empresas para trabajar y consideran diversos factores como la credibilidad, respeto, imparcialidad, compañerismo y orgullo.

Otras empresas se ubican como las de mejor calidad, las más innovadoras, las socialmente responsables y demás. Todo ello muy loable y que busca agregar valor a sus colaboradores, clientes, sociedad, accionistas y a la marca misma.

En mi opinión, lo importante es sí tu encajas en la empresa con tus valores y tu visión de las cosas. La empresa puede tener muchos beneficios, pero simplemente no es para ti.

Creo que la respuesta a la pregunta de cuál es la mejor empresa tiene que ver más con qué buscas tú. Hay empresas con culturas muy colaborativas, otras ultra competitivas, pero lo que los rankings no toman en cuenta es tu perfil y aspiraciones personales.

Yo hace muchos años laboré en una empresa que era muy buena y con gran proyección. Aunque tenía una cultura de dar regalos en fin de año a los clientes y no regalos sencillos, grandes regalos. Y a mi me tocó ir a entregar algunos y la verdad no me sentía a gusto con dicha práctica (aunque fuera algo común en el medio).

En otra ocasión laboré en un grupo con muchas empresas, algunas inclusive premio nacional de calidad. A mi, tras el proceso de selección no me ubicaron en una de las mejores. Y recuerdo que le pregunté a mi reclutador porqué y me respondió: “En las que están bien, ya se hicieron muchas cosas, pero en las que falta por hacer vas a aprender mucho más”. Y saben qué, tuvo razón y me quedé en esa empresa a pesar de haber tenido otras oportunidades. Ese espíritu de desarrollo personal me agradó.

Una vez apoyé como externo a una empresa en la que los dueños no tenían las mejores condiciones para sus colaboradores, la apoyé a mejorar, pero al final, el enfoque de la administración era que tenía “burros” como colaboradores. Lo que se puede hacer como externo es limitado y decidí no continuar colaborando.

Mi punto al final es que la mejor empresa, es aquella con la que compartes intereses y que además provee oportunidades, desarrollo, crecimiento, pero sobre todo, comparte tus valores personales. Siempre habrá un parámetro de lo que hace “buena a una empresa en lo general”, pero en lo específico es otra cosa. Y ciertamente, las empresas deben aspirar a un mínimo de condiciones y bienestar y oportunidades, pero su cultura será siempre única.

He leído biografías de algunas grandes empresas y grandes gerentes y directores que han logrado grandes cosas, aunque las referencias que hace la gente de lo tortuoso que fue trabajar en ellas no me hace desear estar en algunas. Habrá para quien eso sea atractivo y yo lo respetaría.

La única persona a la que le puedo decir que empresa podría ser la mejor para trabajar es a mí mismo. Es una decisión y un viaje personal y como en toda relación, aprenderás a valorar muchas cosas y a tolerar muchas más si encuentras que encaja con tu visión, valores y convicción de trabajo. Y en ocasiones tendrás que experimentar dentro de la empresa y darte cuenta si era o no lo que esperabas. No existirá una alineación perfecta nunca, siempre habrá compromisos que hacer, pero en lo general deberá estar alineado con lo que tu buscas y esperas no con lo que los rankings evalúan y proyectan.

Algunas vez leí un artículo que decía que algunas empresas cuidan y seleccionan con cuidado a sus candidatos, y que los candidatos deberían hacer lo mismo con las empresas. Deberían revisar su trayectoria, sus logros, preguntar sobre su cultura y hacia donde enfocan su futuro antes de aceptar una oferta.

¿Cuál ha sido tu experiencia? ¿Qué hace una empresa valiosa para ti? ¿Qué buscas? ¿Qué no te gustaría encontrar? ¿Qué tolerarías? Ponlo en papel y estoy seguro que será más fácil decidir donde quieres estar. Al final, la información ayuda, pero la decisión es totalmente tuya. Y se vale equivocarse.

2 respuestas en “La mejor empresa”

Qué tal Luis, cómo estás?

Las empresas seleccionan al talento y el talento selecciona a las empresas.

Me hace mucho sentido lo que dices: deben estar alineados los principios y valores de ambos elementos: empresas y talento.

Principios que pueden cambiar en el tiempo.

Hace algunos años me importaba solo hacer dinero. Ahora también, pero también busco un equilibrio entre mi vida personal y profesional…

Saludos, cuídate mucho!

Totalmente de acuerdo. Con el tiempo aprendemos a valorar las cosas. Los trabajos de juventud son buenos para aprender y obtener experiencia y debemos usarlos como trampolín para llegar al tipo de organización que buscamos.

Saludos y gracias por comentar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *