Categorías
Gerenciar

Página en blanco

En la escritura existe un fenómeno que se llama el “Síndrome de la Página en Blanco”, es un momento en que el escritor no encuentra un tema, palabras o simplemente la creatividad para plasmar el texto en la hoja.

Es una especie de bloqueo, una falta de inspiración tal vez. Puede estar asociado a algún evento en particular, la carga de trabajo, el estrés y muchas cosas más. Curiosamente, no es algo que suceda solo en el escritura, se puede dar en cualquier momento y en cualquier ámbito. El sentirnos vacíos, sin sentido o simplemente bloqueados.

En los negocios nos podemos ver bloqueados, por ejemplo, al:

  • Buscar la solución a un problema.
  • Plantear una nueva estrategia.
  • Buscar formas de atender alguna situación interpersonal con un colaborador, mando, cliente o proveedor.
  • Buscar formas de negociar un punto complicado y crítico.
  • Buscar formas de comunicar o sensibilizar al personal sobre algún punto.
  • Establecer o gestionar un proyecto o el desarrollo de un nuevo producto o servicio.

Algunas formas de superar el bloqueo “creativo” pueden ser:

  • Distraerse temporalmente. Hacer algo diferente para luego regresar a la tarea que requiere de generación de ideas. Una opción es salir a caminar.
  • Investigar y leer temas nuevos. Esto a fin de sentar las condiciones para la generación de nuevas ideas.
  • Revisar el trabajo realizado hacia atrás. Reflexionar sobre lo ya hecho, buscando inspiración en las experiencias pasadas o simplemente revisando huecos que pueden ser llenados en este momento.
  • Lluvia de ideas o algún mecanismos similar. Para crear palabras clave que puedan ser utilizadas para el proceso creativo.
  • Relajarse. El no poder crear ideas puede generar estrés adicional a la situación e incrementar el bloqueo aún más. Respirar o meditar puede ayudar a superar ese bloqueo.
  • Rebotar ideas con alguien más. El platicar con otra persona. Expresar pensamientos y recibir retroalimentación o crítica puede ayudar a detonar nuevas ideas.
  • Tomar papel y lápiz. Rayar ideas en una hoja aparte puede ayudar a destrabar el bloqueo. Básicamente es pensar con el lápiz en la mano.

Lo más importante es no frustrarse, evitar pensar que no se puede. El bloqueo es temporal y se puede superar. Es necesario tener confianza en ello en todo momento y tomar alguna acción.

¿Te ha sucedido? ¿Qué técnicas usas para desbloquearte? ¿Cómo encuentras “la inspiración” por así decirlo? Es importante tener una colección de herramientas que nos permitan liberar la mente y seguir adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *