Categorías
Reflexión

¡Siempre adelante!

Eventualmente llega un momento en el que no estás al 100% y sin embargo es necesario continuar. A todos nos ha pasado, de una forma u otra. En ese momento tenemos dos opciones: darte por vencido o ¡seguir adelante!

En el mundo del entretenimiento se escucha la frase “el espectáculo debe continuar”. No importa que suceda, es necesario seguir adelante. Aunque el actor no esté en su mejor momento, respira y sale a escena, pues es necesario cumplir el compromiso adquirido con sus clientes, sus espectadores.

Es difícil desarrollar la tenacidad para continuar a pesar de la adversidad. Es probable que en el pasado hayamos pasado situaciones difíciles y las hayamos superado, pero se nos olvida. Así que en esos momentos, no está de más voltear al pasado y recordar momentos en los que a pesar de no estar al 100% pudimos seguir adelante.

En mi caso personal, puedo recordar las ocasiones que he estado en rehabilitación por una lesión histórica. ¡Hasta 6 meses sin poderme mover al 100%! ¡6 meses de ejercicios diarios! Poco a poco hasta recuperar la movilidad. Honestamente, ese recuerdo hace palidecer muchas situaciones y sentimientos que pueda tener para no seguir adelante.

La práctica del deporte es uno de los ámbitos que ayuda mucho a forjar esa tenacidad y mentalidad de no darnos por vencido. Ese momento cuando el cuerpo ya no puede y el espíritu nos saca adelante.

En estos días, después de más de 100 días de cuarentena, además de diferentes eventos en el ámbito laboral, personal y familiar, de repente me levanto sin estar al 100%, pero existe el compromiso. Las reuniones y eventos virtuales de trabajo están comprometidos y hay que sacar las cosas adelante.

En esos momentos, llegada la hora, simplemente respiro profundo y enciendo la cámara y el audio. Doy los buenos días (o buenas tardes) y ¡el espectáculo debe continuar!

¡Siempre adelante sin pensar en la derrota, siempre adelante sin mirar atrás!

¿Qué haces en esos momentos que no estás al 100%? ¿Cómo te levantas los ánimos para seguir adelante? Es importante tener una rutina para ello, pues aún en tiempos normales, siempre llega el momento en que a pesar de todo hay que seguir adelante, ¡siempre adelante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *