Categorías
Gerenciar

Pensar en las cosas que otros no piensan

El otro día escuché que los gerentes son personas que piensan en las cosas que otros no piensan. Y tiene mucho que ver con tener un pensamiento preventivo, con anticipar los hechos negativos que pueden afectar una operación o un proceso.

Es más fácil decirlo que hacerlo. Es muy fácil dejarse consumir por el día a día. Así que quiero cerrar el año reflexionado sobre algunos conceptos o prácticas que pueden ayudar a esto:

  • Darse el tiempo. Escuché, en otra ocasión, una entrevista donde mencionaban que un director debería de tener el 50% de su tiempo libre para pensar en el futuro y crear lo que no existe. En el caso de los gerentes es importante darse el tiempo, al menos un par de veces por semana para reflexionar. Para salirse de la rutina y pensar esas cosas que nadie está pensando. Poner una hora o dos en nuestra agenda es el primer paso.
  • Lo siguiente sería adoptar un pensamiento o un enfoque basado en procesos. Hacerse el hábito de pensar en entradas, salidas, métodos y criterios, gente e infraestructura, así como en los controles e indicadores ayuda a tener una visión amplia de las cosas y evitar que se nos pase algo. En mi experiencia pensar en un proceso de este modo es pensar en lo que los otros no están pensando por solo ver los problemas del día a día.
  • A continuación yo incluiría el hábito de buscar la causa raíz de los problemas. Es fácil quedarse con la primera idea que nos viene a la mente, pero ir al lugar donde se gesta el problema, observar y cuestionarse el porqué de lo que está sucediendo y obtener respuestas es otra forma de pensar en lo que otros no están pensando. Esto está relacionado con ver las cosas en términos de causas y efectos.
  • Una última recomendación sería adoptar un enfoque de pensamiento hacia los riesgos. Preguntarse “y si” las cosas fueran de un modo u otro, ¿cuáles serían las consecuencias? Y ¿que tan grave sería? ¿Podemos tolerar el riesgo o conviene tomar acciones? Esto es algo que nuevamente muchos no están pensando y puede ser un cambio importante en nuestra gestión.

Incorporar estos 4 puntos a nuestra rutina diaria en 2020 ayudará a que nos demos el tiempo y adoptemos un enfoque que nos permita pensar en lo que los otros no piensan.

¡Los mejores deseos en 2020 y sobretodo mucho esfuerzo y dedicación para mejorar nuestro desempeño gerencial a todos los niveles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *