Categorías
Reflexión

Suposiciones esenciales

Tanto a nivel personal, como en nuestra interacción con otros, es común que tengamos suposiciones sobre una serie de situaciones de la vida diaria, laboral y personal.

Estas suposiciones nos impiden avanzar hacia adelante. Existe una anécdota sobre el caso de un elefante bebé en un circo. De pequeño le amarran una pata a una estaca y no puede moverse. Cuando ya pesa un par de toneladas, los elefantes de circo se mecen hacia adelante y hacia atrás, amarrados a su estaca pensando que no pueden moverla.

Esto de las suposiciones tiene muchas implicaciones en nuestra vida personal y en ocasiones se requiere apoyo externo para superarlas. Sin embargo, en las organizaciones también está presente en la forma de:

  • No puedo.
  • Es que no es posible.
  • Eso no va a funcionar aquí…
  • No tenemos tiempo.
  • Sí, pero…

Estas frases se pueden escuchar de los veteranos hacia los novatos, de los colaboradores hacia los jefes, de las empresas hacia los clientes o viceversa.

El origen está en nuestras suposiciones y el valor que le damos a las mismas. Carole Pemberton explica que tenemos suposiciones esenciales.

Las suposiciones esenciales son piedras en el cerebro, formadas por capas de pensamiento acumuladas con el paso de los años; poseen cierto grado de impermeabilidad que las convierte en hechos de la vida y no en ideas subjetivas.

Carole Pemberton

Estas suposiciones esenciales pueden ser sobre uno mismo o sobre el mundo. Cualquiera que sea el caso actúan como la estaca en el elefante y no nos permiten avanzar. Hay cosas que creemos que podemos controlar (y a veces no es así), hay cosas que creemos que nos controlan (y a veces no es así, como la estaca).

En lo personal considero como tiempo bien invertido para cualquier especialista o ejecutivo efectivo el dedicarse a conocer y comprender como funciona nuestro pensamiento, nuestras suposiciones, nuestras creencias y como apoyan o deterioran nuestro actuar diario.

Entre más entendemos como pensamos, como tomamos decisiones y como vemos el mundo, estamos en una mejor posición para darnos cuenta cuando hay elementos que afectan nuestro desempeño y los resultados que podemos alcanzar. Básicamente aprendemos a reconocer y a eliminar, o a solicitar ayuda para eliminar, las estacas que nos impiden desarrollarnos plenamente.